15 de octubre de 2017

Diseño Humano

                  
           ¿Por qué pedirías la interpretación de tu Diseño Humano? 

En primer lugar, el sistema de auto-conocimiento como lo suelen llamar, y la Ciencia de la Diferenciación como lo llama su creador, Robert Alan Krakower, reúne las herramientas, propias a cada individuo, que le permiten despertar.Este Despertar (leer artículo...Despertar) necesita saber todo acerca de ti: tus zonas seguras, tus zonas influenciables, la vestimenta que te pones para salir a interactuar con el mundo, tus miedos, tu fertilidad, tus vivencias económicas, tus vivencias amorosas, tu profesión, tu profundidad, tu habilidad, tu liderazgo, la situación dentro de tu grupo familiar y de amistades. Tu supervivencia dentro del clan desde todos los puntos de vista. Y un sin fín de datos, que conociéndolos, te hacen vivir tranquilo, resignarte como él mismo dice: "A ser tú, mas que nada porque no te queda más remedio...". Aceptar y Comprender tu estancia en la Tierra (leer artículo...Despertar).

¡Eso hace que uno despierte!

Una de las sensaciones maravillosas que sienten la mayoría de las personas a las que he interpretado su Diseño Humano, es cuando pueden darse cuenta de qué tipo de personas estaban diseñados para encontrarse en su camino. Cuando se dan cuenta de que todas las personas que se han cruzado con ellos/as son las que les estoy describiendo, se creen literalmente lo que vendrá; y lo que vendrá es lo mismo que ellos mismos habían pactado con su Yo Superior antes de bajar a encarnar. Todo esto es así. La diferencia es que ahora lo saben y saber te lleva a despertar.

Este físico canadiense, Robert Alan Krakower, creó este sistema de auto-conocimiento o ciencia, canalizando de la Fuente cada uno de los detalles.A esa Fuente, él la llamó la Voz. Esa Voz que no sólo habla a un ser humano con un canal impresionantemente limpio como es el suyo, por la coherencia en la aceptación de sí mismo, tal cual es, sino a quien sepa y pueda escucharla. Soy canalizadora de esa voz universal como muchos de los que me conocéis sabéis, igual que otros/as pueden serlo. Sólo que en mi caso nací con la capacidad despierta. Y sólo la utilizo para la investigación seria. Desde hace unos años canalizo a Ra, como le gusta que lo llamen (por ello me disculparéis que no lo considere muerto aunque haya desencarnado y hable de él en presente.)

Hay muchos detalles que a pesar de haber leído (percibir información con las manos) y estudiar el material que el nos ha dejado durante años, necesité profundizar, y los que me conocéis de tantos años, sabéis que esa necesidad de leer sensaciones, percibir libros enteros con tocar la portada, y oler colores del aura, es propio de mí. Ese leer entre líneas, y llegar a los decimales y nunca quedarme en el número entero de las situaciones, es lo que me hace ser esa sensitiva gnóstica que soy; y ese "deseo de profundidad y pureza de información" fue lo que me llevó a conocerlo hace unos tres años, cuando Ra Uru Hu ya había desencarnado.

Lamenté no haber sido su alumna mientras estuvo encarnado; y un buen día, hace tres años, canalizando información genética para una persona (clienta), me dijo: "No es tarde para aprender...aún no", así lo conocí, y supe que se refería a que aún puedo ser su alumna!! Desde ese día me dedico en cuerpo y alma a aprender todos los conocimientos y percepciones que me quiera regalar. Tengo el corazón abierto a esa posibilidad generosa de su parte.

Gracias Ra, por el amor que has dejado a todos!!

© Diana Noemí Patiño Romero

(Leer Artículo Despertar)
https://www.facebook.com/Centro-de-Terapias-Online-1949919…/

13 de octubre de 2017

El Despertar


Formas de despertar





El "despertar" que tan perseguido está actualmente...¿qué es?

He preguntado a algunas personas acerca de esto:

Diana P.: ¿Qué creéis que es el despertar?

P.: Ser más espiritual... de hecho lo intento cada día.

S.: Tener más dones es estar más despiertos. Conozco gente que ya canaliza. Eso es que están muy despiertos.

N.: Hacer el bien. Una persona que hace el bien no puede tener maldad, está claro.

E.: Perdonar a todos y a mi mismo. El Ho´oponopono me ha servido para despertar.

Diana P.: El despertar es aceptar que todo es lo que es. Y cuando digo esto es, aceptar sin juicios como: "lo acepto aunque esté mal hecho", "me acepto ignorante, porque no pude ir a la escuela", "acepto a los que mienten, porque no tienen educación"...ya que eso es juzgar; no aceptar. 
La aceptación tiene que surgir desde lo más profundo de la desidentificación. Esa aceptación te devuelve al ser, a la divinidad, a la luz. Y todo ello (el volver al origen) te libera. Entonces estás Despierto!!!

En las religiones se nombra siempre a un Salvador. ¿Para qué querríamos a un salvador, si no hubiera algo o alguien de que o quien salvarse? Un niño nace...¿Y necesita salvarse? Si. De sí mismo.

Todos tenemos una lucha interna con nosotros mismos. De nosotros mismos tenemos que salvarnos.

Despertar es ser tu propio salvador si acaso, hasta no tener de qué ser salvado, puesto que ya no te identificas como separado del Todo.

¿Y cómo sabemos cuando somos "yo" o el "otro"?
-Nosotros somos los buenos. Siempre!! (broma)
Y el otro es el culpable de todo.

Si en vez de fijar la mirada en el "culpable" (pareja, hijo, amiga...), miráramos "de qué culpamos" al otro, (sociedad, pareja, terremoto, política, historia), entonces habríamos insertado una pieza más en nuestro puzzle. Esto es: "hubiésemos comprendido una pieza más". Sabríamos algo más de nosotros. Y una pieza más de aceptar sin juzgar, se nota a leguas. 
Vemos a esas personas sumando piezas a sus puzzles, y las vemos... ¿cómo diría?...más despiertas!!!

"Aceptar" entonces, tiene como resultado "Comprender" (que nada tiene que ver con el verbo entender ni con ser comprensivos). Esas partes de tu estancia en la Tierra, cuando son Aceptadas y Comprendidas, te despiertan. Cada pieza del puzzle cobra vida, se ilumina, se hace consciente, despierta.
Esto sucede en el "despertar gradual".

Hay otra forma de despertar más ruidosa y difícil: el despertar espontáneo.


Y hay dos tipos de despertar espontáneo.


-El despertar de personas que han trabajado su mente, cuerpo físico, cuerpo emocional e incluso causal, sin "aparentemente" haber conseguido resultados; y un buen día, sin esperarlo en absoluto, se iluminan. 

E insisto, que iluminarse no es volverse espiritual, ya que no podemos no ser espirituales, podríamos ser "no físicos," pero espíritus ya somos, y no hay otra cosa que podamos ser.
Iluminarse, en este caso en concreto sería un "darse cuenta en efecto dominó". Un darse cuenta de que todo lo que creíamos que no tiene sentido, y todo lo que era invisible a nuestros ojos, oídos, tacto, es lo único que hay.


-El despertar en personas que no han tenido intención ninguna, pero que les ha llegado el momento por mérito. Hablo de los brotes psicóticos, la esquizofrenia... básicamente.

Estas personas, que incluso se resistían a los temas espirituales, o a un comportamiento saludable ante los que sí creen y estudian esos temas, también despiertan.


El trabajo es más arduo, sí.


Imaginaos que un buen día abrís los ojos, y veis y sabéis todo. Y la mayoría de ese todo, lo habéis negado...por desconocimiento, falta de ganas de saber, etc.

También daros cuenta que el despertar gradual, y el despertar espontáneo del estudioso de sí mismo, es como si fuéramos a la escuela curso a curso (chakra a chakra, con siete por siete: cuarenta y nueve capas evolutivas de cada chakra), y fuéramos aprobando asignaturas. Podrían hacernos una pregunta que no sepamos. Pero a groso modo lo entenderíamos todo. 


El despertar sin ir a clase (brote psicótico) es como aparecer en el doctorado sin saber lo que significa la lecto-escritura. Avanza una energía divina desde el chakra raíz , directamente impulsada hacia el chakra corona, sin haber "sido consciente" de cada una de las cuarenta y nueve capas evolutivas de cada chakra. Imaginaos esa potencia evolutiva sucediendo en esos cuerpos (siete). Imaginaos que ese Aquí y ahora o esa Comprensión de todas las piezas de tu puzzle en efecto dominó, esté sucediendo dentro de la persona en cuestión, y que no pueda ni sepa explicarlo, porque de hecho lo negaba. Esa persona no está "loca". Está despierta. Pero el no saber explicarlo, o explicarlo a tropezones, y muchas veces con miedo a eso desconocido, hace que se juzgue como tal. 


Entonces viene el dilema: 

-¿Hace falta ser bueno para despertar?
-En absoluto. Todos despertaremos igualmente.
-Pero, ¿y si no crees en ello?
-De igual manera.


Sin embargo, es tranquilizador saber, qué y cómo sucede, para disfrutar del viaje hacia el interior de ti.




©  Diana Noemí Patiño Romero